Causas concurrentes - Principios de causalidad

Volver

5 de marzo 2021


Si es usted un importador o exportador y tiene una pérdida o daño que denunciar pulse aquí para que conozca los procedimientos básicos.
Herrera DKP Online es un correo electrónico no periódico que se emite con el afán de dar noticias y aportes al mercado peruano de seguros de Transportes y en Comercio Exterior. Visítennos en www.hdkp.pe o en Adicionales. El mensaje puede ser leído mejor si su programa de correos tiene activada la lectura en html.
Si considera que este mensaje puede ser de interés para un compañero suyo favor envíeme su email. Si usted no desea continuar recibiendo estos mensajes respóndame poniendo la palabra Remover en el rubro Asunto.


 

CAUSAS CONCURRENTES
 

7.14       La estricta regla de la causa próxima probablemente no permitió la aplicación de más de una causa.43 La lógica primordial detrás de la regla hecha por un juez fue utilizar la causa más cercana en el tiempo para eliminar la necesidad de una consideración de causas múltiples. Es dicho por algunos

               38. Ibid. en Leyland Shipping en p. 369.

               39. Ibid. en p. 892

40. Canada Rice Mills, Ltd v. Union Marine & General Marine Insurance Company Ltd (1940) 67 Ll L Rep. 549 en 557

41. Yorkshire Dale S.S v. Ministry of War Transport (The Coxwold) (1942) 73 Ll L. Rep. 1.

42. Ibid en p. 10

43. Ver el juicio de Scruton L.J. en Leyland Shipping Co Lld v. Norwich Union Fire Insurance Society Ltd (1917) KB 873 (CA) en pp. 899 y 901.

 

PRINCIPIOS DE CAUSALIDAD
 

Comentaristas44 que Reischer v. Borwick45 fue un ejemplo de un caso en el que había dos causas próximas, pero Scrutton L.J. en Leyland Shipping v.Norwich Union46 prefirió ver ese caso como uno en el que la nave estaba en peligro y había un debilitamiento de la verdadera doctrina de cercanía en el tiempo requerido por la estricta regla de la causa próxima. La posibilidad de dos causas fue contemplada en Leyland Shipping v. Nowich Union en el argumento del Sr. R.A. Wright K.C., como era él entonces, quien adelantó la proposición de que:47

“…cuando hay dos peligros, ambas causas próximas de la pérdida y en una póliza abierta el armador podría haberse recuperado en cualquiera de ellos, entonces, si la garantía exceptúa uno de esos peligros, los aseguradores no son responsables”

Este enfoque, donde hay dos peligros, ambas causas próximas, fue adoptado más tarde por el Tribunal de Apelación en Wayne Tank & Pump Co Ltd v. Employers' Liability Assurance Corporations Ltd.48 Esto supuestamente se basó en la autoridad del difícil caso de John Cory & Sons v. Burr,49 pero más particularmente a la luz del discurso disidente de Lord Sumner en P Samuel & Co Limited v.50 Dumas, donde dijo:51

“Cuando una pérdida es causada por dos peligros que operan simultáneamente al momento de la pérdida y uno está totalmente excluido porque la póliza está garantizada libre de ella, la pregunta es si se puede negar que la pérdida fue causada, porque si no, la garantía opera.”

En Wayne Tank & Pump Co Ltd52 se provocó un incendio por un equipo totalmente instalado inadecuadamente en una fábrica, el incendio se inició al encender este equipo sin supervisión durante la noche. La responsabilidad por el incendio estaba cubierta por la póliza a menos que se exceptuara por una exclusión relacionada con la provisión de un equipo inadecuado. El Tribunal de Apelación consideró, por mayoría, que la causa predominante era el equipo inadecuado. Sin embargo, también estaban dispuestos a considerar el caso sobre la base de que había dos causas de igual eficiencia o aproximadamente igual. Se sostuvo que si había dos causas, una cubierta y otra excluida, prevalecía la exclusión.

7.15 En consecuencia, cuando bajo una póliza de carga marítima hay una pérdida por dos causas, cada una igual o aproximadamente igual en eficiencia, una de las cuales está cubierta por la póliza y otra está excluida, prevalecerá la exclusión. Las Cláusulas del Instituto para Cargamento (A) revisadas brindan cobertura contra todos los riesgos sujetos a exclusiones específicas.53 Algunas de estas "exclusiones", como el vicio inherente, pueden describirse más apropiadamente como limitaciones en la cobertura, mientras que otros asuntos, como la mala conducta intencional, son exclusiones verdaderas. Sin embargo, todos estos riesgos están "excluidos" en la Cláusula 1.1 y se incluyen en el amplio título de "Exclusiones".54 Por lo tanto, deben tratarse como exclusiones a los efectos de la regla establecida en este párrafo, siempre que se analicen como limitaciones a todos los riesgos o exclusiones propiamente dichas.55

44. O’May en p. 320.

45. (1894) 2 QB 548.

46. (1917) 1 KB 873 (CA) en p. 901.

47. Leyland Shipping Co Ltd v. Norwich Union Fire Insurance Society (1918) AC 350 en p. 353 (HL).

48. (1973) 2 Lloyd’s Rep. 273 por Lord Denning M.R. en p. 240 y por Roskill L.J. en p. 245.

49. (1883) 8 App. Cas. 393

50. (1924) 18 Ll. L. Rep. 211

51. Ibid. en p. 222.

52. (1973) 2 Lloyd’s Rep. 237 (CA)

53. Ver Capítulo 8.

54. Las palabras introduciendo las “exclusiones” son, “En ningún caso este seguro cubrirá…”, pero el título “Exclusiones” aclara la posición al igual que la Cláusula 1.1 revisada que proporciona cobertura "excepto en los casos excluidos por las disposiciones de las cláusulas 4, 5, 6 y 7 a continuación"

55.Esto, esta presentado, también sería coherente con el enfoque adoptado por Lord Diplock en Soya v. White (1980) 1. Lloyd’s Rep. 491 discutido en párrafo 7.45 debajo.

 

CAUSALIDAD
 

7.16 La otra complicación introducida en la causalidad por la prueba de eficiencia, y la posibilidad resultante de múltiples causas próximas, surge en los casos en que existen dos causas de la pérdida, una cubierta por un peligro en la póliza y la otra no cubierta por un peligro en la póliza ni expresamente excluida. En The Miss Jay Jay, el asegurado reclamó por daños a su yate a motor que ocurrieron en un viaje por mar a Deauville desde Hamble. Durante la travesía las condiciones del mar no fueron excepcionales siendo de fuerza 4 en la escala Beaufort con olas de tres metros de altura. Estas condiciones resultaron difíciles para un barco de este tipo que estaba diseñado para planear a gran velocidad a través de las olas y el barco sufrió daños en su casco el cual estaba mal diseñado y mal fabricado. Aunque Miss Jay Jay no estaba en condiciones de navegar, no había razón para suponer que el barco se hundiría en sus amarraderos o mientras navegaba en un mar de estanque de molino. La cobertura del seguro incluía las pérdidas causadas por medios accidentales externos y excluía cualquier pérdida o gasto incurrido únicamente en la reparación de un defecto de diseño. Se sostuvo que la combinación de (1) falta de navegabilidad debido a defectos de diseño y (2) un mar adverso eran ambas causas inmediatas sin las cuales la pérdida no habría ocurrido. La pérdida se cubrió ya que las condiciones del mar, aunque no inusuales, causaron daños accidentales al barco. La exclusión no funcionó, ya que fue redactada de tal manera que solo podía aplicarse cuando había una causa de pérdida, es decir, un defecto de diseño. Como la pérdida no se debió "únicamente" a un defecto de diseño, la exclusión no pudo prevalecer.La pregunta era si la pérdida estaba cubierta cuando había dos causas, una cubierta y la otra no excluida, y en este contexto, el Tribunal de Apelación aprobó un pasaje de las Halsbury Laws of England que establecía lo siguiente:

“Parece que puede haber más de una causa próxima (en el sentido de efectiva o directa) de una pérdida. Si una de estas causas está asegurada bajo la póliza y ninguna de las otras está expresamente excluida de la póliza; el asegurado tendrá derecho a recuperar.”

En consecuencia, en el seguro de carga marítima, si la pérdida o daño de la carga ocurre como resultado de una causa que puede ser una pérdida a todo riesgo, o una pérdida como resultado de un peligro determinado, y también existe otra causa próxima concurrente de la pérdida, que no está cubierta por el seguro, la segunda causa no invalidará la cobertura prevista en la póliza. Pero si se excluye expresamente la segunda causa, debe prevalecer la exclusión, de lo contrario se le negaría cualquier efecto. Además, si la causa que no está cubierta por la póliza es la única o la causa predominante, no habrá cobertura.

Fuente: John Dunt


Atentos saludos,

Carlos Peralta
Herrera DKP SRL Ajustadores y Peritos de Seguros
Teléfono: 464-1378 Fax: 452-3412 Email: cperalta@hdkp.pe

PD. Favor recordar que mi dirección electrónica es cperalta@hdkp.pe La dirección de envío de este mensaje es utilizada para evitar que mi dirección oficial sea detectada por robots pro spams. Si envias un mensaje a esta dirección su lectura inmediata no está garantizada.
Puede leer los boletines anteriores ingresando a aqui

Nuestro desempeño profesional y nivel técnico acreditan nuestra excelencia