Condensación - Diálogo en Linkedin

Volver

4 de marzo de 2021


Si es usted un importador o exportador y tiene una pérdida o daño que denunciar pulse aquí para que conozca los procedimientos básicos.
Herrera DKP Online es un correo electrónico no periódico que se emite con el afán de dar noticias y aportes al mercado peruano de seguros de Transportes y en Comercio Exterior. Visítennos en www.hdkp.pe o en Adicionales. El mensaje puede ser leído mejor si su programa de correos tiene activada la lectura en html.
Si considera que este mensaje puede ser de interés para un compañero suyo favor envíeme su email. Si usted no desea continuar recibiendo estos mensajes respóndame poniendo la palabra Remover en el rubro Asunto.


Condensación
Diálogo en Linkedin

Introducción

La mayoría de los que trabajamos en la industria aseguradora hemos tenido que ocuparnos de pérdidas de carga por condensación conforme a las políticas marítimas. Tales pérdidas se observan tanto en cargas a granel como en cargas transportadas en contenedores. La mayoría de nosotros también hemos tenido el problema de tener que explicar al asegurado el motivo por el cual una determinada pérdida de carga por condensación, que se produjo como consecuencia del vicio propio de la carga, no sea pagada por los aseguradores aun cuando la cobertura se base en la cláusula “A” de las ICC (Todo Riesgo). En especial, los brókers se ven envueltos en una posición precaria teniendo que explicar la situación al cliente, quien considera que son ellos los que han fallado en brindar los servicios profesionales que les fueron asignados.

Entonces, ¿todas las pérdidas de carga por condensación no son pagaderas?

Para tratar este tema, primero veamos cómo se produce una pérdida de carga por condensación.

La condensación

Por lo general, un barco navega a través de diferentes regiones climáticas y abarca áreas de clima cálido y clima frío. Además, hay variaciones de temperatura entre las horas del día y las de la noche. La humedad atmosférica se condensa en los lados del barco o en las mangas cuando se produce un cambio de cálido y húmedo a frío. Si la carga que se transporta es de naturaleza higroscópica, es decir, absorbe, almacena y emite humedad, es posible que la humedad de la carga se mezcle con la humedad atmosférica en el caso de carga a granel, y en el caso de carga contenedorizada, permanezca dentro del mismo. Cuando esta humedad se condensa en las paredes o mangas del barco, o en el techo del contenedor, cae en forma de agua a la que se denomina exudación o lluvia de contenedor. Con frecuencia, esta agua puede causar pérdidas en la carga.

 

Proceso de la condensación

 

Discusión

Pues bien, ¿están cubiertas esas pérdidas? Veamos algunas pérdidas que se volvieron objeto de litigio.

Pero antes de hacerlo, veamos el Apartado excluyente 4.4. en la Cláusula “A” de las ICC -

Ap. Excl. 4 - En ningún caso, este seguro cubrirá:

4.4 daños por pérdida o gastos ocasionados por vicio inherente o la naturaleza de la materia asegurada.

Entonces, ¿qué se entiende por vicio inherente de la carga? Una pérdida por vicio inherente es causada inmediatamente por el comportamiento natural de la materia asegurada, siendo lo que sea en las circunstancias en las que se espere transportarla.  La pérdida de carga por condensación, cuando ésta emana de la humedad dentro de la carga, es un tipo de vicio inherente. Otros ejemplos son las frutas que se echan a perder, la harina que se calienta o el vino que se vuelve agrio, etc.

A continuación, la jurisprudencia:

·        En CT Bowring vs. Amsterdam London Insurance Co., una carga de nueces del terreno que se importó de China a Róterdam y Hamburgo resultó dañada por el calor y la “exudación” de las bodegas del barco. Debido a su naturaleza higroscópica, se puede decir que por lo general esa carga atrae el Apartado excluyente 4.4. No obstante ello, la pérdida se consideró pagadera.

·        En TM Noten BV vs. Harding, se embarcó una carga de guantes en contenedores desde Calcuta durante el período de monzones y llegó a Róterdam gravemente dañada y presentando moho. Se dijo que la pérdida fue causada por la condensación de humedad excesiva en la carga cuando se la embarcó. Este caso se consideró no pagadero, es decir, alcanzado por el apartado excluyente de vicio inherente.

A simple vista, ambas decisiones parecen ser contradictorias. Sin embargo, los motivos que se dan en los fallos dejan en claro que no lo son.

En el caso CT Bowring, la póliza aseguraba contra “exudación o calentamiento que resulte de una causa externa”. Aunque el tribunal de primera instancia resolvió a favor de los aseguradores declarando que la pérdida había sido ocasionada por vicio inherente de la carga, el Tribunal de Apelación revocó la decisión. Se acordó que el calentamiento fue ocasionado por la presencia de humedad en la carga, por lo tanto, fue causado por “vicio inherente”, pero no se consideró que la “exudación” haya sido totalmente ocasionada por la humedad del interior de la carga. Se entendió que la humedad emitida de la carga se mezcló con la humedad atmosférica y se condensó en las paredes de las bodegas y, también, en las mangas del barco, y cuando esa agua cayó sobre la carga ya no era la humedad proveniente de la carga exclusivamente. Si bien no hay duda de que la carga sufría de vicio inherente, la pérdida en cuestión no fue ocasionada exclusivamente por tal vicio inherente.

En el caso de TM Noten, la humedad se originó desde la carga, se condensó dentro del contenedor, sin que la humedad atmosférica tuviera ningún tipo de participación, cayó sobre la carga y causó el daño.

Ahora, observamos que no todas las pérdidas que se producen en cargas de naturaleza higroscópica se excluyen de la cobertura de daños debido a vicio inherente.

Aquí continúa una pequeña cuestión de lo que se menciona en el caso CT Bowring, de cobertura contra exudación o calentamiento cuando éste proviene de una causa externa. ¿Fue debido a estas palabras que la pérdida resultó pagadera? ¿Cuál sería la situación si la cobertura fuera según la Cláusula A de las ICC sin estas palabras adicionales? ¿El reclamo no sería pagadero si lo alcanzara el apartado excluyente de daños por vicio inherente? No lo creo. Incluso sin esas palabras, la pérdida no hubiese quedado comprendida en ningún apartado excluyente de la Cláusula A de las ICC. La humedad que ocasionó la pérdida fue principalmente la humedad atmosférica, que pudo o no incluir la humedad emitida desde la carga. Se puede decir que la humedad, una vez que fue liberada de la carga, escapó a la atmósfera y, tal como lo expresó Justice Wright, adquirió vida propia. Así, no se puede decir que la pérdida a la que se refiere este caso haya sido ocasionada exclusivamente por el “vicio inherente” de la carga. Ese no fue el caso de TM Noten y de ahí surge la aparente contradicción en los fallos.

Otro caso que cabe mencionar es un fallo reciente de la UK Supreme Court (Corte Suprema del Reino Unido) en Volcafe Ltd vs. Compania Sud Americana De Vapores SA (CSAV). Este proceso fue entablado por los propietarios de la carga contra el transportista. Se embarcaron nueve lotes de café embolsado en 20 contenedores de Columbia hacia Alemania del Norte según los términos LCL / FCL, lo cual significa que el transportista era contractualmente responsable de preparar y llenar los contenedores para la travesía. Todos los Conocimientos de Embarque incorporaron las normas de La Haya. La carga arribó en destino con algunas de las bolsas húmedas y dañadas en 18 de 20 contenedores. La pérdida se atribuyó a la humedad que presentaba el café en el momento del embarque.  Los propietarios de la carga demandaron a los transportistas según la “common law of bailment” (ley de comodato/fianza) y según los términos de responsabilidad del transportista que se proporcionan en las normas de La Haya, y consideraron a los transportistas negligentes en su obligación con respecto a la carga. Los transportistas reclamaron que la causa de la pérdida fue el vicio inherente de la carga, que la humedad de la carga se escapó y condensó en el techo y las paredes de la carga y cayó como lluvia de contenedor sobre las bolsas de café. El tribunal de primera instancia falló a favor de los propietarios de la carga. El Tribunal de Apelación revocó la decisión del tribunal de primera instancia. La Suprema Corte, en audiencia de apelación de los propietarios de la carga, encontró a los transportistas responsables de haber fallado en establecer los cuidados a tener para proteger la carga.

¿Qué implicancia tiene esta decisión sobre el Apartado excluyente 4.4 de la Cláusula “A” de las ICC que incluye el vicio inherente, y la ley según lo establecido por el caso TM Noten? ¿Esto significa que el fallo TM Noten fue desestimado y que las pérdidas por condensación en contenedores ahora serán pagaderas? No lo creo.

Los propietarios de la carga no reclamaron que la humedad del interior de la carga no fue la que originó la lluvia de contenedor. Lo que ellos reclamaron fue que si bien el agua se originó a partir de la humedad en la carga, no necesariamente habría ocasionado la pérdida si no hubiera sido por la negligencia del transportista en su obligación de cuidar de la carga. En este caso, fue importante que la contenedorización también fuera realizada por los transportistas. La common law of bailment exige al comodatario sin fines de lucro que devuelva las mercaderías en comodato en el mismo estado en que las haya recibido del comodante.  En caso de que las mercaderías sufran pérdidas o daños, el comodatario será responsable de probar la ausencia de negligencia de su parte.  Además de eso, se deberán consultar las siguientes disposiciones:

Artículo 3 (Responsabilidades y Obligaciones) Norma 2 de las normas de La Haya –

Sujeto a las disposiciones del Artículo 4, el transportista deberá cargar, manipular, estibar, transportar, mantener, cuidar y descargar las mercaderías transportadas adecuada y cuidadosamente.

Artículo 4 (Derechos e Inmunidades) Norma 2 –

Ni el transportista ni el barco serán responsables de pérdidas o daños que surjan o sean el resultado de lo siguiente:

m) la merma en volumen o peso o cualquier otro tipo de pérdida o daño que surja de un defecto, cualidad o vicio inherente de las mercaderías;

y

q) cualquier otra causa que surja sin la culpa real o el conocimiento del hecho por parte del transportista, o sin la falla o negligencia de los agentes o empleados del transportista, sino que la carga de la prueba recaerá sobre la persona que reclame el beneficio de esta excepción a fin de demostrar que ni la culpa real, ni el conocimiento del hecho por parte del transportista, como tampoco la falla o negligencia de los agentes o empleados del transportista contribuyeron a que se produjera la pérdida o daño.   

Los propietarios de la carga no argumentaron que la carga no contenía humedad o que tal humedad no fue la que originó la lluvia del contenedor. Lo que sí argumentaron fue que a pesar del vicio inherente de la carga, la pérdida no era inevitable. Reclamaron que la pérdida podría haberse evitado si los transportistas hubiesen tomado medidas apropiadas.

Los transportistas, como simples transportistas, de todos modos, tenían la obligación de cuidar de la carga tanto según la common law of bailment como según los términos de las normas de La Haya. La responsabilidad de ellos como transportistas hubiera sido cuidar de la carga tal como la recibieron de los embarcadores. A esto, agregaron la obligación adicional de contenedorizar la carga. La carga se había colocado dentro de contenedores revestidos, y se había utilizado papel kraft para absorber todo tipo de humedad que escapara de la carga. La Corte se negó a aceptar que la pérdida fue inevitable, y los transportistas no pudieron proporcionar evidencia apropiada en cuanto a que hayan sido suficientes las medidas tomadas para resguardar la carga de pérdidas debido a condensación.

Pues entonces, ¿tiene Volcafe alguna implicancia en cuanto a la responsabilidad del asegurador según la Cláusula “A” de las ICC? ¿Este fallo altera la ley, tal como se lo manifiesta en el caso TM Noten? No según mi entender. Si en este caso la pérdida hubiese sido reclamada por el asegurador (no sé si así fue), el resultado hubiera sido el mismo que en el caso de TM Noten. La denegación del reclamo de la carga en el caso TM Noten se basó en la falta de intervención de un accidente externo fortuito.  En el caso TM Noten, la condensación se atribuyó completamente a la humedad proveniente de la carga, mientras que en el caso CT Bowring, se consideró que la humedad proveniente de la carga se mezcló con la humedad atmosférica y causó la pérdida. En el caso Volcafe, la situación fue la misma que la del caso TM Noten.

Entonces, ¿por qué se nos dificulta explicar al asegurado la manera en que se trató el reclamo en situaciones como la de TM Noten o CT Bowring? A mi entender, el problema radica en intentar categorizar la pérdida como inevitable. Todo lo que debemos hacer es explicar que la condensación no fue ocasionada por la presencia de humedad de ninguna otra fuente que no fuera la carga misma y, así, quedaría comprendido en el apartado excluyente de daños por vicio inherente. El factor decisivo no es la naturaleza higroscópica de la carga, sino la naturaleza de la pérdida. Las pérdidas ocasionadas únicamente por la condensación de humedad proveniente de la carga, sin la intervención de ninguna otra circunstancia fortuita, quedan excluidas. Además, cabe mencionar que muchas veces pérdidas como la de CT Bowring se deniegan en base a la idea falsa de que las pérdidas por condensación que se producen en todas las cargas higroscópicas no son pagaderas.

Esto nos conduce a la más importante y última pregunta en lo que al asegurado se refiere. ¿Se pueden cubrir pérdidas por condensación en cargas higroscópicas contenedorizadas? ¿Por qué no? Ya hemos visto que tales pérdidas no se cubren conforme a la Cláusula “A” de las ICC. ¿Pero es eso un factor disuasivo? Veamos la Ley de seguros marítimos (Marine Insurance Act). Tanto la Ley Inglesa de 1906 como la Ley de Indias de 1966 disponen lo mismo con respecto a este asunto.

Pérdidas incluidas y excluidas. - (1) Sin perjuicio de las disposiciones de esta Ley, y a menos que la póliza lo establezca de manera contraria, el asegurador es responsable de toda pérdida naturalmente causada por un riesgo que esté asegurado, pero, tal como se lo indicó anteriormente, no es responsable de ninguna pérdida que no sea naturalmente causada por un riesgo que esté asegurado.

(2) En concreto—

(a) a menos que en la póliza se establezca lo contrario, el asegurador no es responsable del desgaste natural, derrames o roturas de origen natural, vicio inherente o naturaleza de la materia asegurada, ni de ninguna pérdida ocasionada naturalmente por ratas o bichos, ni de daños que sufran maquinarias y no sean naturalmente causados por accidentes del mar.

El Art. 55(2)(C) de estas dos Leyes establece que el asegurador no es responsable de pérdidas naturalmente causadas por vicio inherente a menos que la póliza disponga lo contrario. Esto significa que incluso en caso de que haya vicio inherente, el asegurador puede decidir cubrir la pérdida. A qué costo y bajo qué condiciones será lo que el asegurador deba decidir.


Atentos saludos,

Carlos Peralta
Herrera DKP SRL Ajustadores y Peritos de Seguros
Teléfono: 464-1378 Fax: 452-3412 Email: cperalta@hdkp.pe

PD. Favor recordar que mi dirección electrónica es cperalta@hdkp.pe La dirección de envío de este mensaje es utilizada para evitar que mi dirección oficial sea detectada por robots pro spams. Si envias un mensaje a esta dirección su lectura inmediata no está garantizada.
Puede leer los boletines anteriores ingresando a aqui

Nuestro desempeño profesional y nivel técnico acreditan nuestra excelencia