Subir

Nula la sentencia que declaró que ni la lluvia ni desprendimiento de talud se consideran como causa fortuita

Herrera DKP Emisión: 2 de julio de 2019

Si es usted un importador o exportador y tiene una pérdida o daño que denunciar pulse aquí para que conozca los procedimientos básicos.
Herrera DKP Online es un correo electrónico no periódico que se emite con el afán de dar noticias y aportes al mercado peruano de seguros de Transportes y en Comercio Exterior. Visítennos en www.hdkp.pe o en Adicionales. El mensaje puede ser leído mejor si su programa de correos tiene activada la lectura en html.
Si considera que este mensaje puede ser de interés para un compañero suyo favor envíeme su email. Si usted no desea continuar recibiendo estos mensajes respóndame poniendo la palabra Remover en el rubro Asunto.


Jurisprudencia

Según sentencia de primera y segunda instancia: Lluvia ni desprendimiento de talud es considerado como causa fortuita.

Pero no se aportó motivación alguna respecto a la participación y grado de responsabilidad de todos los emplazados en el proceso. En consecuencia se declaró nula las sentencias de primera y segunda instancia.

El caso fue sobre un desborde de agua de un canal de la demandada empresa Electro Sur Este S. A, C., produciendo daños en la propiedad del demandante.

El concepto de la Corte Suprema que declaró la nulidad es que la empresa demandada tenía la obligación de prever que un evento como el suscitado podría ocurrir en cualquier momento.

Los daños sufridos por el demandante en su propiedad fueron por falta de previsión por parte de la empresa demandada, motivo por el cual el factor de atribución es a título de culpa.

“…, fue la empresa demandada la que causó el daño en propiedad del demandante.-
ii. Conforme se halla acreditado, el canal de conducción de agua, de propiedad de la demandada, no tiene cobertura superior hermética de ninguna clase y discurre expuesta al aire libre, sin tener en cuenta que se halla atravesando una pendiente, si bien, en su ribera izquierda (que da hacia la parte baja) cuenta con construcción de cemento, así como todo el interior del canal; sin embargo, en la ribera derecha, que da hacia la parte superior del cerro, no tiene una adecuada protección contra la caída de piedras y tierra, pues se encuentra expuesta a la intemperie.-<
iii. El día de los hechos, por la intensidad de las precipitaciones pluviales, toda la zona se hallaba remojada y era fácil de prever que en cualquier momento podía producirse el desprendimiento de piedras y lodo sobre dicho “canal”, situación que debió ser prevista por la empresa demandada, pues se trata de un hecho previsible, pues por los diferentes medios de comunicación social, se tenía conocimiento que dicha temporada de lluvias sería intensa.-
iv. Por lo cual la parte demandada, tenía la obligación de prever que un evento como el suscitado podría ocurrir en cualquier momento. Pese a ello no tomó ninguna medida de prevención de lo previsible; como por ejemplo, realizar una limpieza y aseguramiento de la parte superior del canal en toda su trayectoria, o cubrir totalmente el canal en la parte superior, de forma hermética, para impedir un rebalse del agua, o finalmente, cambiar con tuberías adecuadas y de alta resistencia en toda su trayectoria, debido a que dicho canal atraviesa zonas de expansión urbana, y el riesgo de una colmatación del canal y posterior desembalse era previsible.-
v. Consecuentemente, los daños sufridos por el demandante en su propiedad, fueron por falta de previsión por parte de la empresa demandada, motivo por el cual el factor de atribución es a título de culpa.-

3.4 Apelada la sentencia de primera instancia, se emitió la sentencia de segunda instancia de fecha tres de junio de dos mil dieciséis, la cual confirmó la sentencia expedida en primera instancias, expresando básicamente lo siguiente:

i. Ante la presencia de lluvias “inusuales” era previsible que podría producirse un deslizamiento del talud y generar obstrucción y desembalses que podrían tener un costo material e incluso de vidas humanas, entonces, sí era previsible la producción de daños a consecuencia de las lluvias que podían originar deslizamientos que a su vez podían generar desembalses que causaran daños.-

ii. El llamado a cuidar las contingencias de ellos era quien tiene para su beneficio el canal de agua -Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta- lo que podría minimizarse con la presencia de personal que vigilase de manera frecuente la zona o anulase con una tapa de cemento que permitiera cubrir el canal, debiendo controlarse el ingreso de agua en la misma bocatoma.-

iii. Siendo así, ni las lluvias ni el deslizamiento del talud pueden constituir una causa fortuita que exima de responsabilidad a la demandada, porque era previsible que se produzca ello, y la empresa demandada ha obrado con total desinterés al no cubrir el canal con una tapa de cemento u otro material resistente a las caídas y/o no tener un equipo de limpieza del canal con el que se pudiera haber evitado daños a las propiedades de terceros.-

iv. Es importante aclarar que los daños se han producido a consecuencia del desembalse del canal de agua que sirve exclusivamente a la empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta. Si se excluye el desembalse se tiene que la construcción de la casa o en su caso la compra del inmueble es la causa inicial que no tuvo nada que ver con la producción de los daños, pero la causa ajena al actor es el desembalse. Ahora bien, este desembalse se dice que es producto de las lluvias que provocaron el deslizamiento del talud y la caída de piedras lo que dice supone un hecho fortuito; sin embargo, ello no es tan cierto, pues las lluvias y las caídas de piedras o derrumbes eran previsibles, de haber tenido mantenimiento o una tapa que cubra el canal en el momento de la ocurrencia no se habrían producido estos daños; entonces, la consecuencia lógica es que no existe fractura causal ni por hecho fortuito y menos por hecho propio de la víctima pues ello supondría la prohibición del ejercicio del derecho de los propietarios colindantes, máxime si no hay servidumbre impuesta a ellos. …”

CAS. 2989-2016 CUSCO

PAGO DE DAÑOS Y PERJUICIOS. SUMILLA: Se evidencia que el pronunciamiento analizado afecta el derecho fundamental al debido proceso, en su vertiente de derecho a la motivación (motivación insuficiente) al no aportar el mínimo de motivación respecto al grado de responsabilidad de los demandados. Lima, treinta de abril de dos mil dieciocho.-

LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA: Vista la causa número dos mil novecientos ochenta y nueve - dos mil dieciséis, en Audiencia Pública llevada a cabo en la fecha; y producida la votación con arreglo a ley, emite la siguiente sentencia:

1. MATERIA DEL RECURSO DE CASACIÓN: Viene a conocimiento de esta Sala Suprema el recurso de casación interpuesto por la empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta a fojas cuatrocientos noventa y uno, contra la sentencia de vista de fojas cuatrocientos cincuenta y seis, de fecha tres de junio de dos mil dieciséis, expedida por la Sala Mixta Descentralizada de la Convención de la Corte Superior de Justicia de Cusco, que confirmó la sentencia apelada de fojas trescientos sesenta y dos, de fecha dos de octubre de dos mil quince, que declaró fundada en parte la demanda; y ordena que los demandados Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta y Pedro Arturo Salmavides Cuba paguen en forma solidaria por concepto de daños y perjuicios materiales a favor de los demandantes la suma de setenta y cuatro mil novecientos sesenta y nueve soles con setenta y tres céntimos (S/74,969.73), más intereses legales.-

2. FUNDAMENTOS DEL RECURSO DE CASACIÓN: Por resolución de fecha dieciocho de mayo de mil diecisiete, corriente a fojas ochenta y seis del cuaderno de casación, se ha declarado procedente el recurso de su propósito por las siguientes causales denunciadas: i. La infracción normativa de los artículos 139 incisos 3 y 5 de la Constitución Política del Perú, 50 inciso 6 y 122 inciso 3 del Código Procesal Civil, así como los artículos 7 y 12 del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial, alegándose que: a) La parte demandante debió estar constituida por la sociedad conyugal Condori-Ascue (representada por ambos cónyuges o por alguno de ellos, aunque no cuente con poder expreso por ser demandantes); sin embargo, Joel Condori Sequeiros actuó a título personal, algo completamente distinto a la sociedad conyugal, lo cual resulta un vicio insubsanable que no puede rectificarse o convalidarse, pues a pesar de advertir que se estarían vulnerando los derechos de Nila Ascue Guzmán y que podría caber la posibilidad de que ésta resulte económicamente perjudicada, se resuelve en su contra, a efectos de evitar la evidente nulidad que legalmente correspondía por tratarse de un vicio insubsanable, incurriéndose en deficiente motivación externa, en un intento de favorecer a la parte demandante quien viene litigando por casi cinco años sin tener legitimidad para obrar activa; y, b) Con el propósito de evitar declarar la nulidad insalvable, la Sala Superior incurre en una deficiente motivación externa y en graves contradicciones que vulneran principios lógicos básicos que todo razonamiento judicial debe contener, porque a pesar de señalar y concluir que el único llamado a responder por la demanda sería la empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta, porque Servicio Eléctrico “La Convención” es solo una dependencia de aquélla, mas no una empresa distinta, y por lo tanto no podría existir solidaridad; en la parte resolutiva de la sentencia de vista mantiene dicha solidaridad entre Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta y el Jefe de Servicio Eléctrico “La Convención”, a quienes ordena el pago de forma solidaria.- ii. Infracción normativa del artículo 1983 del Código Civil, que regula la responsabilidad solidaria por coparticipación, señalándose que: a) Dicha norma se aplicó a pesar de que en los considerandos de la sentencia de vista se establece que no existe solidaridad en el pago de la indemnización porque el único demandado y responsable del daño sería la empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta, descartándose así la existencia de otro copartícipe en la producción del daño; b) Resulta indebida la aplicación de dicha norma porque en ninguno de los considerandos se determina la existencia de responsabilidad civil de Servicio Eléctrico “La Convención” por ser dependencia de la empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta, lo que determina que no pueda disponer el pago solidario del monto indemnizatorio reclamado; en tal sentido, tampoco podría el Juez fijar la proporción que prescribe la norma denunciada, esto debido a que no se hace alusión alguna a cuál sería la gravedad de la falta del Jefe de Servicio Eléctrico “La Convención” o en qué consistiría su participación en la producción de los daños ocasionados en el inmueble de la sociedad conyugal Condori-Ascue.- iii. Infracción normativa de los artículos 1315 y 1972 del Código Civil, argumentándose que: a) Si bien la Sala Superior señala que es un hecho incontrovertido por haber afirmado ambas partes que en la fecha en la que ocurrieron los hechos hubieron precipitaciones pluviales de manera inusual en la ciudad de Quillabamba, contrariamente a ello afirma que tales lluvias inusuales fueron previsibles, por lo que concluye que la aparición de tal fenómeno climatológico no puede constituir una causa fortuita que exima de responsabilidad a la empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta; b) Entonces, si por la definición de lluvias inusuales se entiende que se trata de lluvias que constituyen eventos extraordinarios, impredecibles, poco frecuentes, inesperados y por ende calza en la definición de caso fortuito a efectos de determinar que existió la ruptura del nexo causal, por ende la empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta no está obligada a la reparación económica del daño ocasionado por dicho caso fortuito; en tal sentido, no puede ser considerado como un evento previsible, porque resulta ser un contrasentido en sí misma la existencia aceptada por ambas partes acerca de la presencia de lluvias inusuales.-

3. ANTECEDENTES:

3.1. Previo a la absolución de las denuncias formuladas por la empresa recurrente, conviene hacer las siguientes precisiones respecto de lo acontecido en el proceso: Con fecha trece de octubre de dos mil once, Joel Condori Sequeiros interpone demanda por Pago de Daños y Perjuicios contra la empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta, el Jefe de Servicio Eléctrico de “La Convención” y la Municipalidad Provincial de La Convención, en la que solicitó el pago de daños materiales por destrucción de bien inmueble e instalaciones de crianza de pollos por la suma de ochenta y cinco mil ochocientos diecisiete soles con setenta y un céntimos (S/85,817.71) más intereses legales, así como indemnización por daños y perjuicios por lucro cesante y daño emergente en la suma de siete mil noventa y un soles con quince céntimos (S/7,091.15) más intereses legales. Sustenta su demanda en los siguientes puntos: 1) Los demandantes se dedican a las actividades de crianza de aves de corral, para lo cual se han construido cercos perimétricos y construcciones de varios ambientes de material noble, así como galpones para la crianza de este tipo de animales; 2) La toma de captación de agua del río Chuyapi es conducido por un canal construido a base de cemento tanto en la base y en las partes laterales quedando al aire la parte superior del canal de conducción de agua, el mismo que es de propiedad de la empresa demandada, y cuando el río Chuyapi se carga aumenta el volumen de agua, rebalsando el canal y ocasionando daños materiales a distintos moradores y propietarios de bienes inmuebles ubicados en la parte de abajo, y siempre los funcionarios y representantes legales de la empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta, Cusco y de esta ciudad han prometido en vano pagar y resarcir los daños; y, 3) El seis de marzo del dos mil once, el desembalse del canal arrasó con todas las instalaciones de las paredes de material noble y todas las instalaciones que se encontraban en su interior para la crianza de aves de corral, siendo que la empresa mencionada se comprometió, entre otros, a pagarles por los daños, para lo cual el ingeniero civil haría el peritaje de los daños materiales al igual que todos los daños y perjuicios respecto a las instalaciones de crianza de aves de corral; sin embargo, hasta el momento no les han pagado un solo céntimo de sol.-

3.2 Los fundamentos de la contestación de la demanda por parte de la demandada empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta, fueron los siguientes: a) Desde el año dos mil nueve, las precipitaciones fluviales en la región se han pronunciado ostensiblemente, causando una diversidad de eventos en contra de la estabilidad de los suelos, afectando muchas viviendas, obras e instalaciones a nivel de la región. En ese escenario, la demandada tomó conocimiento que el seis de marzo del dos mil once se produjo un deslizamiento del talud superior del canal de la central hidroeléctrica, el mismo que ocasionó su desborde, trayendo consigo algunos daños físicos en el inmueble del actor. Cabe señalar que no se tiene conocimiento que en años anteriores se hayan producido sucesos similares (deslizamientos y desbordes en el canal de la Central Hidroeléctrica de Chuyapi) que causaran daños a terceros o a sus bienes (muebles o inmuebles); b) Es la primera controversia judicial que enfrenta esta empresa relacionada con el funcionamiento de la mencionada central; y, c) Si bien el escrito de demanda contiene dos pretensiones (una principal y una accesoria), de la lectura de dicho escrito no logra entenderse por qué el actor las propone de esa manera, pues ambas pretensiones reclaman una sola cosa: el pago de un monto indemnizatorio por responsabilidad extracontractual, por supuestos daños que la empresa habría producido en el inmueble del actor.-

3.3 El dos de octubre de dos mil quince, se expide sentencia de primera instancia, por la cual se resolvió declarar fundada en parte la demanda, ordenando que los demandados Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta y Pedro Arturo Samalvides Cuba paguen en forma solidaria por concepto de daños y perjuicios la suma de setenta y cuatro mil novecientos sesenta y nueve soles con setenta y tres céntimos (S/74,969.73), expresando los siguientes argumentos: i. En el presente caso, al ser la demandada Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta, una empresa de servicios públicos, no se encuentra exenta de la responsabilidad que pudiera acarrear con su actuación al generar los servicios que presta en la producción, conducción y distribución de la energía eléctrica en la provincia de La Convención y asumir las consecuencias que pudiera tener en la producción de daños a terceras personas como, en el presente caso. Con ello, queda claro que el factor de atribución de la responsabilidad extracontractual, es subjetivo y a título de culpa. En efecto, fue la empresa demandada la que causó el daño en propiedad del demandante.- ii. Conforme se halla acreditado, el canal de conducción de agua, de propiedad de la demandada, no tiene cobertura superior hermética de ninguna clase y discurre expuesta al aire libre, sin tener en cuenta que se halla atravesando una pendiente, si bien, en su ribera izquierda (que da hacia la parte baja) cuenta con construcción de cemento, así como todo el interior del canal; sin embargo, en la ribera derecha, que da hacia la parte superior del cerro, no tiene una adecuada protección contra la caída de piedras y tierra, pues se encuentra expuesta a la intemperie.- iii. El día de los hechos, por la intensidad de las precipitaciones pluviales, toda la zona se hallaba remojada y era fácil de prever que en cualquier momento podía producirse el desprendimiento de piedras y lodo sobre dicho “canal”, situación que debió ser prevista por la empresa demandada, pues se trata de un hecho previsible, pues por los diferentes medios de comunicación social, se tenía conocimiento que dicha temporada de lluvias sería intensa.- iv. Por lo cual la parte demandada, tenía la obligación de prever que un evento como el suscitado podría ocurrir en cualquier momento. Pese a ello no tomó ninguna medida de prevención de lo previsible; como por ejemplo, realizar una limpieza y aseguramiento de la parte superior del canal en toda su trayectoria, o cubrir totalmente el canal en la parte superior, de forma hermética, para impedir un rebalse del agua, o finalmente, cambiar con tuberías adecuadas y de alta resistencia en toda su trayectoria, debido a que dicho canal atraviesa zonas de expansión urbana, y el riesgo de una colmatación del canal y posterior desembalse era previsible.- v. Consecuentemente, los daños sufridos por el demandante en su propiedad, fueron por falta de previsión por parte de la empresa demandada, motivo por el cual el factor de atribución es a título de culpa.-

3.4 Apelada la sentencia de primera instancia, se emitió la sentencia de segunda instancia de fecha tres de junio de dos mil dieciséis, la cual confirmó la sentencia expedida en primera instancias, expresando básicamente lo siguiente: i. Ante la presencia de lluvias “inusuales” era previsible que podría producirse un deslizamiento del talud y generar obstrucción y desembalses que podrían tener un costo material e incluso de vidas humanas, entonces, sí era previsible la producción de daños a consecuencia de las lluvias que podían originar deslizamientos que a su vez podían generar desembalses que causaran daños.- ii. El llamado a cuidar las contingencias de ellos era quien tiene para su beneficio el canal de agua -Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta- lo que podría minimizarse con la presencia de personal que vigilase de manera frecuente la zona o anulase con una tapa de cemento que permitiera cubrir el canal, debiendo controlarse el ingreso de agua en la misma bocatoma.- iii. Siendo así, ni las lluvias ni el deslizamiento del talud pueden constituir una causa fortuita que exima de responsabilidad a la demandada, porque era previsible que se produzca ello, y la empresa demandada ha obrado con total desinterés al no cubrir el canal con una tapa de cemento u otro material resistente a las caídas y/o no tener un equipo de limpieza del canal con el que se pudiera haber evitado daños a las propiedades de terceros.- iv. Es importante aclarar que los daños se han producido a consecuencia del desembalse del canal de agua que sirve exclusivamente a la empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta. Si se excluye el desembalse se tiene que la construcción de la casa o en su caso la compra del inmueble es la causa inicial que no tuvo nada que ver con la producción de los daños, pero la causa ajena al actor es el desembalse. Ahora bien, este desembalse se dice que es producto de las lluvias que provocaron el deslizamiento del talud y la caída de piedras lo que dice supone un hecho fortuito; sin embargo, ello no es tan cierto, pues las lluvias y las caídas de piedras o derrumbes eran previsibles, de haber tenido mantenimiento o una tapa que cubra el canal en el momento de la ocurrencia no se habrían producido estos daños; entonces, la consecuencia lógica es que no existe fractura causal ni por hecho fortuito y menos por hecho propio de la víctima pues ello supondría la prohibición del ejercicio del derecho de los propietarios colindantes, máxime si no hay servidumbre impuesta a ellos.- v. En este mismo sentido, se desecha la concausa pues no es admisible la pretensión de la demandada de pretender compartir la responsabilidad con quien solo ha ejercido su derecho de propiedad al construir un inmueble que ha sido dañado por la conducta de la parte demandada, al no haber tomado previsiones para evitar la producción de daños.-

4. FUNDAMENTOS DE ESTA SALA SUPREMA:

Primero.- Que, para los efectos del caso, el recurso de casación es un medio de impugnación extraordinario que procede contra las decisiones finales emitidas por la Corte Superior en los casos previstos en la Ley. Este tipo de reclamación solo puede versar sobre los aspectos de la sentencia de instancia relativos al Derecho aplicado a los hechos establecidos, así como el incumplimiento de las garantías del debido proceso o infracción de las formas esenciales para la validez de los actos procesales. En efecto, se trata de una revisión del Derecho aplicado donde la apreciación probatoria queda excluida1.

Segundo.- Que, según se ha expuesto precedentemente, el recurso de casación objeto de pronunciamiento ha sido declarado procedente en razón a la denuncia de infracciones normativas de carácter in procedendo e in iudicando. En ese sentido, dada la naturaleza y efectos del error in procedendo, este Colegiado emitirá pronunciamiento, en primer término, sobre las primeras denuncias, pues resulta evidente que de ser estimada alguna de ellas, carecería de objeto pronunciarse sobre la causal restante, al encontrarse perjudicada la validez de los actos procesales.-

Tercero.- Que, el artículo 139 inciso 3 de la Constitución Política del Perú, consagra como principio rector de la función jurisdiccional, dentro de nuestro ordenamiento jurídico, la observancia del debido proceso; el cual, conforme a la interpretación que reiteradamente ha sostenido la Corte Interamericana de Derechos Humanos, exige fundamentalmente que todo proceso o procedimiento sea desarrollado de tal forma que su tramitación garantice a las personas involucradas en él las condiciones necesarias para defender adecuadamente y dentro de un plazo razonable los derechos u obligaciones sujetos a consideración.-

Cuarto.- Que, por otro lado, el principio denominado motivación de los fallos judiciales, constituye un valor jurídico que rebasa el interés de los justiciables por cuanto se fundamenta en principios de orden jurídico, pues la declaración del derecho en un caso concreto, es una facultad del Juzgador que por imperio del artículo 138 de la Constitución Política del Perú, impone una exigencia social de que la comunidad sienta como un valor jurídico, denominado fundamentación o motivación de la sentencia; el mismo que se encuentra consagrado en el artículo 139 inciso 5 de la Constitución Política del Perú, concordante con el artículo 12 del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial, incisos 3 y 4 del artículo 122 e inciso 6 del artículo 50 del Código Procesal Civil.-

Quinto.- Que, ahora bien, a fin de determinar si un pronunciamiento específico ha cumplido con el deber de motivación, en los términos antes reseñados, conviene recordar que, según lo ha sostenido esta Suprema Corte: “El cumplimiento de este deber no se satisface con la sola expresión escrita de las razones internas o sicológicas que han inclinado al juzgador a decidir la controversia de un modo determinado, sin importar cuáles sean éstas; sino que, por el contrario, exige necesariamente la existencia de una exposición clara y coherente en la sentencia que no solo explique, sino que justifique lógicamente la decisión adoptada, en base a las pruebas y demás hechos acontecidos en el proceso, y en atención a las normas jurídicas aplicables al caso (el subrayado es nuestro).2 –

Sexto.- Que, en este contexto, tanto la doctrina como la práctica jurisdiccional han desarrollado diversas clasificaciones para hacer referencia a los distintos modos en que los parámetros de la debida motivación a los cuales se ha hecho referencia precedentemente pueden verse afectados –viciados– en una resolución judicial. Entre ellas, se encuentra comprendida la denominada motivación insuficiente, que refiere básicamente, al mínimo de motivación exigible atendiendo a las razones de hecho o de derecho indispensables para asumir que la decisión está debidamente motivada. Si bien, como lo ha establecido el Propio Tribunal Constitucional en reiterada jurisprudencia3, no se trata de dar respuestas a cada una de las pretensiones planteadas, la insuficiencia, en términos generales, solo resultará relevante desde una perspectiva constitucional si es que la ausencia de argumentos o la “insuficiencia” de fundamentos resulta manifiesta a la luz de lo que en sustancia se está decidiendo.-

Sétimo.- Que, en el presente caso, se tiene del escrito de la demanda que el demandante solicita el Pago de Daños y Perjuicios contra la empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta, representado por su Gerente General y contra Pedro Arturo Salmavides Cuba, este último en su condición de Jefe de Servicio Eléctrico de “La Convención”. En primera instancia, mediante sentencia estimatoria se ha ordenado que los demandados paguen en forma solidaria por concepto de daños materiales y lucro cesante la suma total de setenta y cuatro mil novecientos sesenta y nueve soles con setenta y tres céntimos (S/74, 969.73) a favor de los demandantes, más intereses legales. La Sala de Mérito ha confirmado dicha decisión mediante sentencia de vista; sin embargo, de la fundamentación expuesta por las instancias de mérito no se aprecia que hayan cumplido con expresar de forma suficiente las razones fácticas y jurídicas respecto al grado de responsabilidad de los referidos codemandados; así como, las razones por las que considera que existe responsabilidad solidaria, no obstante ha sido objeto de agravio en el recurso de apelación de la empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta de fojas cuatrocientos dieciocho, incurriendo en motivación insuficiente respecto a dicho extremo.-

Octavo.- Que, en efecto, la sentencia de primera instancia de fojas trescientos sesenta y dos, desarrolla una serie de argumentos tendientes a analizar los presupuestos de la responsabilidad civil como lo es el daño, el nexo causal y el factor de atribución, respecto de la actuación de la empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta, mas no respecto a la conducta antijurídica en la actuación del Jefe de servicio Eléctrico de “La Convención” Pedro Arturo Salmavides Cuba, así como el grado de participación de este último en la producción de los daños ocasionados a los bienes del demandante, aspecto que tampoco ha sido advertido por la Sala Superior que ha confirmado la sentencia sin efectuar análisis al respecto, lo que evidentemente trasgrede el deber de motivación consagrado en el artículo 139 inciso 5 de la Constitución Política del Perú, por cuanto las sentencias no contienen el mínimo de motivación exigible atendiendo a las razones de hecho o de derecho indispensables, en tanto se ha interpuesto la demanda a fin de que los codemandados asuman de forma solidaria la indemnización demandada.-

Noveno.- Que, por otro lado, existe contradicción en la sentencia de vista, pues por un lado se señala en el punto 3.7 de la impugnada que “[. ..] entonces si por propia afirmación de la demandada Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta el demandado Servicio Eléctrico de “La Convención” es una dependencia de Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta y Pedro Arturo Salmavides Cuba no es representante legal sino solo empleado de ella, no existiría tal solidaridad, pero ello no implica la nulidad de la sentencia, pues la única obligada Finalmente al pago seria solo Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta, lo que no varía el contenido sustancial de la decisión Final” (el énfasis es nuestro), para luego expresar en el fallo que el citado codemandado Pedro Arturo Salmavides Cuba debe pagar la indemnización fijada de forma solidaria en su calidad de Jefe de Servicio Eléctrico de “La Convención” conjuntamente con la demandada Electro Sur Este Sociedad Anónima, afirmaciones que resultan contradictorias e incongruentes, lo que evidentemente vulnera de igual modo el principio de motivación de resoluciones. Asimismo, cabe precisar que, mediante resolución número trece de fecha cinco de noviembre de dos mil doce, de fojas ciento noventa y ocho, el juzgado de primera instancia señaló que: “En consecuencia, la empresa demandada también es el Servicio Eléctrico de La Convención, y por ende en su condición de jefe de la empresa indicada a Pedro A. Salmavides Cuba (...) (sic); afirmación que resulta confusa, toda vez que se indica que esta última empresa es demandada; sin embargo, no aparece como obligada en el fallo, advirtiéndose que las instancias de mérito no han efectuado el debido análisis respecto a su participación y la de Pedro Arturo Salmavides Cuba en el hecho dañoso, lo que permite presumir que tampoco se habría entablado de forma valida la relación jurídica procesal, aspecto tal que deberá ser dilucidado a fin de establecer la responsabilidad de las empresas demandadas y eventualmente de sus representantes.-

Décimo.- Que, en este orden de ideas, se evidencia que aun cuando los argumentos expuestos en la sentencia de vista y sentencia de primera instancia contiene un pronunciamiento de lo pretendido, en realidad no presentan fundamentos para justificar la decisión, afectándose el derecho fundamental al debido proceso, en su vertiente de derecho a la motivación (motivación insuficiente) al no aportar motivación alguna respecto a la participación y grado de responsabilidad de todos los emplazados en el proceso; razón por la cual corresponde declarar fundada la causal de infracción normativa del artículo 139 incisos 3 y 5 de la Constitución Política del Perú, del artículo 50 inciso 6 y artículo 122 inciso 3 del Código Procesal Civil; careciendo de objeto pronunciarse sobre las denuncias de carácter material restantes.-

5. DECISIÓN: Por estos fundamentos y de conformidad con el artículo 396 inciso 3 del Código Procesal Civil, declararon:

1. FUNDADO el recurso de casación interpuesto por la empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta a fojas cuatrocientos noventa y uno; por consiguiente, CASARON la resolución impugnada; en consecuencia, NULA la sentencia de vista de fojas cuatrocientos cincuenta y seis, de fecha tres de junio de dos mil dieciséis, expedida por la Sala Mixta Descentralizada de la Convención de la Corte Superior de Justicia de Cusco; e INSUBSISTENTE la sentencia apelada de fojas trescientos sesenta y dos, de fecha dos de octubre de dos mil quince, que declaró fundada en parte la demanda.-

2. ORDENARON que el órgano jurisdiccional de primera instancia emita nuevo pronunciamiento, teniendo presente las consideraciones expuestas en la presente resolución.-

3. DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial El Peruano, bajo responsabilidad; en los seguidos por Joel Condori Sequeiros contra la empresa Electro Sur Este Sociedad Anónima Abierta y otros, sobre Pago de Daños y Perjuicios; y los devolvieron. Ponente Señora Céspedes Cabala, Jueza Suprema.- SS. ROMERO DÍAZ, CABELLO MATAMALA, ORDÓÑEZ ALCÁNTARA, DE LA BARRA BARRERA, CÉSPEDES CABALA

1 Sánchez- Palacios P (2009). El recurso de casación civil. Editorial Jurista Editores.
Pág. 32.

2 Casación Nº 6910-2015, de fecha dieciocho de agosto de dos mil quince

3 En la sentencia 00728-2008-HC/TC (caso Giuliana Llamoja) el Tribunal Constitucional desarrolló los distintos supuestos en los que cabía hablar de una motivación inexistente, insuficiente o incongruente de la resolución judicial. C-1704887-143

Publicado 30 de octubre de 2018 Página 116945


Atentos saludos,

Carlos Peralta
Herrera DKP SRL Ajustadores y Peritos de Seguros
Teléfono: 464-1378 Fax: 452-3412 Email: cperalta@hdkp.pe

PD. Favor recordar que mi dirección electrónica es cperalta@hdkp.pe La dirección de envío de este mensaje es utilizada para evitar que mi dirección oficial sea detectada por robots pro spams. Si envias un mensaje a esta dirección su lectura inmediata no está garantizada.
Puede leer los boletines anteriores ingresando a aqui