Subir

Colisión de embarcaciones - Indemnización por responsabilidad extracontractual y lucro cesante

Herrera DKP Emisión: 27 de diciembre de 2017

Si es usted un importador o exportador y tiene una pérdida o daño que denunciar pulse aquí para que conozca los procedimientos básicos.
Herrera DKP Online es un correo electrónico no periódico que se emite con el afán de dar noticias y aportes al mercado peruano de seguros de Transportes y en Comercio Exterior. Visítennos en www.hdkp.pe o en Adicionales. El mensaje puede ser leído mejor si su programa de correos tiene activada la lectura en html.
Si considera que este mensaje puede ser de interés para un compañero suyo favor envíeme su email. Si usted no desea continuar recibiendo estos mensajes respóndame poniendo la palabra Remover en el rubro Asunto.


Se demanda el pago de US$883,300.00 como indemnización por responsabilidad extracontractual y lucro cesante, más intereses legales devengados desde el veintidós de enero de dos mil siete, fecha en la que se produjo el siniestro de la embarcación pesquera "Marisú" de propiedad de la empresa demandante, en circunstancias que se encontraba realizando labores de pesca y fue colisionada por la embarcación pesquera "Gabriela V" de propiedad de Pesquera Diamante Sociedad Anónima.

Está en discusión una excepción de prescripción que se ha declarado fundada.

Se discute a partir de cuándo se cuenta el plazo de dos años de la responsabilidad extracontractual.

La Corte Suprema ha establecido en otra casación que el plazo corre a partir de la finalización del procedimiento ante autoridad marítima y agotada la vía administrativa.
Dice Corte Suprema: "al quedar firme la decisión de la autoridad marítima y agotada la vía administrativa, el propietario que se considere perjudicado tendría expedito su derecho de acción para interponer su demanda de indemnización por daños y perjuicios, desde la fecha de concluido el procedimiento administrativo"

La sala Superior ha declarado que el procedimiento administrativo concluyo con un acto y los demandantes alegan que concluyó con otro acto administrativo.

La Sala Suprema ahora dice y define cuál es el acto:
"debe entenderse que la Resolución Directoral número 1038-2008/DCH puso fin al procedimiento administrativo, siendo ello de trascendental importancia, pues a partir de este momento debe iniciarse el cómputo del plazo prescriptorio, como se ha determinado en la referida Ejecutoria Suprema de fecha veintiuno de noviembre de dos mil catorce, obrante a fojas novecientos noventa y cuatro"

Nula la sentencia de vista.

".La norma del artículo 186.2 de la Ley número 27444, Ley de Procedimiento Administrativo General, establece que "también pondrá fin al procedimiento (administrativo) la resolución que así lo declare por causas sobrevenidas que determinen la imposibilidad de continuarlo". En tal sentido, se aprecia que la Resolución Directoral número 1038-2008/DCH, de fecha veintitrés de diciembre de dos mil ocho, declara improcedente por extemporáneo el recurso de apelación interpuesto por la Empresa Pesquera Polar Sociedad Anónima contra la Resolución de Capitanía del Puerto de Ilo número 012-2007-R, de fecha treinta y uno de mayo de dos mil siete. Tal declaración de improcedencia, conlleva la imposibilidad de continuar el procedimiento administrativo iniciado en sede administrativa con ocasión del siniestro producido debido a la colisión de las embarcaciones pesqueras "Marisú" y "Gabriela V", el día veintidós de enero de dos mil siete; por consiguiente, de conformidad con la norma antes glosada, debe entenderse que la Resolución Directoral número 1038-2008/DCH puso fin al procedimiento administrativo, siendo ello de trascendental importancia, pues a partir de este momento debe iniciarse el cómputo del plazo prescriptorio, como se ha determinado en la referida Ejecutoria Suprema de fecha veintiuno de noviembre de dos mil catorce, obrante a fojas novecientos noventa y cuatro.- Décimo.- Por lo tanto, no resulta razonable el juicio emitido por el Ad quem, en cuanto sostiene que dicho procedimiento administrativo con la Resolución de Capitanía del Puerto de Ilo número 01 2-2007-R, de fecha treinta y uno de mayo de dos mil siete, mas no con la Resolución Directoral número 1038-2008/DCH, significando ello la vulneración del Principio de Motivación de las Resoluciones Judiciales."

".esta Sala Suprema estableció, en la resolución que obra en copia certificada a fojas novecientos noventa y cuatro, de fecha veintiuno de noviembre de dos mil catorce, que "al quedar firme la decisión de la autoridad marítima y agotada la vía administrativa, el propietario que se considere perjudicado tendría expedito su derecho de acción para interponer su demanda de indemnización por daños y perjuicios, desde la fecha de concluido el procedimiento administrativo".- Octavo.- La Sala Superior al emitir nueva resolución, en cumplimiento del mandato contenido en la resolución emitida por esta Sala Suprema, referida en el considerando anterior, ha sostenido: "el procedimiento administrativo no concluyó con la Resolución Directoral número 1038-2008/DCH, del veintitrés de diciembre de dos mil ocho, sino con la Resolución de Capitanía número 012- 2007-R, de fecha treinta y uno de mayo de dos mil siete, que fue notificada a la demandante el treinta y uno de julio de dos mil siete. Siendo esto así, dicha parte debió interponer el correspondiente recurso de apelación el día quince de agosto de dos mil siete y no el veintidós de agosto del mismo año, como lo hizo motivando, precisamente, la declaración de su improcedencia por presentación extemporánea"

".Pesquera Marisú Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada interpone demanda contra Rímac Internacional Compañía de Seguros y Reaseguros Sociedad Anónima, Banco Internacional del Perú Sociedad Anónima y Pesquera Diamante Sociedad Anónima, solicitando le paguen solidariamente la suma de ochocientos ochenta y tres mil trescientos dólares americanos (US$883,300.00) como indemnización por responsabilidad extracontractual y lucro cesante, más intereses legales devengados desde el veintidós de enero de dos mil siete, fecha en la que se produjo el siniestro de la embarcación pesquera "Marisú" de propiedad de la empresa demandante, en circunstancias que se encontraba realizando labores de pesca y fue colisionada por la embarcación pesquera "Gabriela V" de propiedad de Pesquera Diamante Sociedad Anónima, antes Pesquera Polar Sociedad Anónima.- Segundo.- Efectuado el emplazamiento, las empresas codemandadas deducen excepción de prescripción extintiva, sosteniendo que desde el siniestro de fecha veintidós de enero de dos mil siete la demanda es extemporánea, de conformidad con el artículo 2001 inciso 4 del Código Civil.. ."

CAS. 267-2016 LIMA

INDEMNIZACIÓN. SUMILLA: Una motivación conlleva la justificación lógica, razonada y conforme a las normas constitucionales y legales señaladas, así como con arreglo a los hechos y petitorios formulados por las partes; por consiguiente, una motivación adecuada y suficiente comprende tanto la motivación de hecho o in facttum, en la que se establecen los hechos probados y no probados mediante la valoración conjunta y razonada de las pruebas incorporadas al proceso, sea a petición de parte como de oficio, subsumiéndolos en los supuestos fácticos de la norma, como la motivación de derecho o in jure, en la que selecciona la norma jurídica pertinente y se efectúa una adecuada interpretación de la misma. Lima, veintiocho de octubre de dos mil dieciséis.-

LA SALA CIVIL TRANSITORIA DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA REPÚBLICA:

Vista la causa número doscientos sesenta y siete - dos mil dieciséis, en Audiencia Pública de la fecha y efectuado el debate y la votación correspondiente, emite la siguiente sentencia.-

MATERIA DEL RECURSO.- Se trata del recurso de casación interpuesto por la Empresa Pesquera Marisú Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada a fojas mil setenta y seis, contra la resolución de vista de fojas mil cuarenta y cuatro, de fecha tres de noviembre de dos mil quince, emitida por la Primera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima, que confirma el auto apelado de fojas ochocientos veinte, de fecha quince de junio de dos mil doce, que declara fundada la excepción de prescripción extintiva formulada por las codemandadas Rímac Internacional Compañía de Seguros y Reaseguros Sociedad Anónima, Banco Internacional del Perú Sociedad Anónima - INTERBANK y Empresa Pesquera Diamante Sociedad Anónima, en consecuencia, nulo todo lo actuado y por concluido el proceso; en los seguidos por Empresa Pesquera Marisú Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada contra Rímac Internacional Compañía de Seguros y Reaseguros Sociedad Anónima y otros, sobre Indemnización.-

FUNDAMENTOS DEL RECURSO.- Esta Sala Suprema, mediante resolución de fojas treinta y tres del presente cuadernillo, de fecha treinta y uno de marzo de dos mil dieciséis, ha estimado procedente el recurso de casación por las causales de infracción normativa de derecho procesal e infracción normativa de derecho material. La empresa recurrente ha denunciado lo siguiente: A) Infracción normativa procesal de los artículos 139 incisos 3 y 5 de la Constitución Política del. Perú, 122 inciso 3 del Código Procesal Civil y 12 del Texto Único Ordenado de la Ley Orgánica del Poder Judicial (que garantizan el derecho a un debido proceso y a la motivación de las resoluciones judiciales): Alegando que la Sala Superior emite una decisión confirmando la resolución que declara fundada la excepción de prescripción extintiva, sin motivar por qué desconoce los criterios establecidos en la Casación número 4533-2013-Lima, y los que establecen claramente los artículos 186, 187 y 218 de Ley número 27444, así como el artículo A-030108 del Decreto Supremo número 028-DE-MGP - Reglamento de la Ley número 26620, pues sin ninguna motivación jurídica la Sala Superior considera que "el procedimiento administrativo no concluyó con la Resolución Directoral número 1038-2008/DCH de fecha veintitrés de diciembre de dos mil ocho, sino con la Resolución de Capitanía número 012-2007-R de fecha treinta y uno de mayo de dos mil siete, que fue notificada a la empresa demandante el treinta y uno de julio de dos mil siete", ya que "el recurso de apelación se interpuso (el veintidós de agosto de dos mil siete), después de dieciséis días útiles de la notificación efectuada", basándose en ello la Sala Superior concluye, de manera arbitraria e ilegal, que la apelación administrativa debió interponerse el quince de agosto de dos mil siete y no el veintidós de agosto del mismo año; por lo tanto, es incomprensible la conclusión de la Sala Superior al establecer el día dieciséis de agosto de dos mil siete como fecha de inicio del plazo prescriptorio, pues ha contado quince días naturales y no los quince días hábiles establecidos en la ley, lo que evidencia el pobre análisis de hecho o de derecho para resolver el caso; además, el procedimiento administrativo no termina con el plazo máximo para plantear el recurso de apelación, sino con una resolución de la autoridad administrativa. Una correcta aplicación del derecho, como la realiza la Corte Suprema, determina que el procedimiento administrativo concluye con la Resolución Directoral número 1038- 2008/DCH de fecha veintitrés de diciembre de dos mil ocho, puesto que por disposición legal, todo procedimiento administrativo termina con una resolución, y para el caso en particular, por ser un procedimiento administrativo especial de investigación marítima, le es aplicable el artículo número A-030108 del Decreto Supremo número 028-DE-MGP que determina que la resolución del Director General de Capitanías y Guardacostas agota la vía administrativa. En consecuencia, la Sala Superior no ha resuelto conforme a ley, sino arbitrariamente, sin motivación alguna, vulnerando de esta manera el debido proceso y el derecho a la motivación de las resoluciones judiciales, además de no haber tomado en cuenta los criterios expuestos por la Corte Suprema en la Casación número 4533-2013-Lima; por lo tanto, la impugnada es nula; no obstante, solicita a la Sala Suprema que, invocando los principios de economía y celeridad procesal, se pronuncie en sede de instancia y resuelva definitivamente la excepción de prescripción extintiva; B) Infracción normativa procesal del artículo 139 inciso 14 de la Constitución Política del Perú (que garantizan el derecho de defensa): Alegando que la Sala Superior expide la nueva resolución en base a argumentos totalmente ajenos a los expuestos por las partes del proceso, dejándola en un estado de indefensión; C) Infracción normativa material por inaplicación del artículo A-030108 del Decreto Supremo número 028-DE-MGP - (Reglamento de la Ley número 26620 - Ley de Control y Vigilancia de las Actividades Marítimas, Fluviales y Lacustres) y los artículos 186, 187 y 218 de la Ley del Procedimiento Administrativo General número 27444: Alegando que según estas normas, el procedimiento administrativo finaliza con la Resolución Directoral número 1038-2008/DCH de fecha veintitrés de diciembre de dos mil ocho, que agota la vía administrativa; sin embargo, las aludidas normas no han sido aplicadas en la resolución impugnada, pues de haber sido aplicadas, se habría considerado la fecha de expedición de la citada resolución, ya que no basta el cumplimiento del plazo, sino que también es necesaria la declaración del decaimiento del derecho por parte de la Autoridad Administrativa, y en el caso de autos es la Resolución Directoral número 1038-2008/DCH. De los artículos 186 y 187 de la Ley número 27447 se desprende que son resoluciones las que ponen fin a un procedimiento administrativo y no el plazo máximo de un plazo impugnatorio, como arbitrariamente lo afirma la resolución impugnada.-

CONSIDERANDO:
Primero.- Previamente a la absolución del recurso de casación sub examine, es necesario hacer un breve recuento de lo acontecido en el proceso. En tal sentido, se advierte que a fojas trescientos treinta y cinco, la Empresa Pesquera Marisú Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada interpone demanda contra Rímac Internacional Compañía de Seguros y Reaseguros Sociedad Anónima, Banco Internacional del Perú Sociedad Anónima y Pesquera Diamante Sociedad Anónima, solicitando le paguen solidariamente la suma de ochocientos ochenta y tres mil trescientos dólares americanos (US$883,300.00) como indemnización por responsabilidad extracontractual y lucro cesante, más intereses legales devengados desde el veintidós de enero de dos mil siete, fecha en la que se produjo el siniestro de la embarcación pesquera "Marisú" de propiedad de la empresa demandante, en circunstancias que se encontraba realizando labores de pesca y fue colisionada por la embarcación pesquera "Gabriela V" de propiedad de Pesquera Diamante Sociedad Anónima, antes Pesquera Polar Sociedad Anónima.-

Segundo.- Efectuado el emplazamiento, las empresas codemandadas deducen excepción de prescripción extintiva, sosteniendo que desde el siniestro de fecha veintidós de enero de dos mil siete la demanda es extemporánea, de conformidad con el artículo 2001 inciso 4 del Código Civil.

Tercero.- Mediante resolución de fojas ochocientos veinte, de fecha quince de junio de dos mil doce, el Juez de la causa declara fundada la excepción de prescripción extintiva formulada por las codemandadas Rímac Internacional Compañía de Seguros y Reaseguros Sociedad Anónima, Banco Internacional del Perú Sociedad Anónima y Pesquera Diamante Sociedad Anónima, nulo todo lo actuado y por concluido el proceso. Como fundamentos expone: Que desde la fecha de ocurrido el siniestro (veintidós de enero de dos mil siete) la empresa demandante se encontraba habilitada para ejercer su derecho y el procedimiento administrativo no le impedía recurrir al órgano jurisdiccional; por lo tanto, desde esa fecha hasta la interposición de la demanda habrían transcurrido más de dos años.-

Cuarto.- Apelada la mencionada resolución, la Sala Revisora, la confirma mediante resolución de fojas mil cuarenta y cuatro, de fecha tres de noviembre de dos mil quince.
Como sustento de su decisión manifiesta que el procedimiento administrativo no concluyó con la Resolución Directoral número 1038-2008/DCH de fecha veintitrés de diciembre de dos mil ocho, sino con la Resolución de Capitanía número 012-2007-R de fecha treinta y uno de mayo de dos mil siete, que fue notificada a la empresa demandante el treinta y uno de julio de dos mil siete. Siendo esto así, dicha parte debió interponer el correspondiente recurso de apelación el quince de agosto de dos mil siete y no el veintidós de agosto del mismo año, como lo hizo motivando, precisamente, la declaración de su improcedencia por presentación extemporánea. Dicho esto se tiene, entonces, que conforme a lo establecido por la Corte Suprema en el caso concreto de autos el plazo prescriptorio debe computarse a partir del dieciséis de agosto de dos mil siete -que concluyó el procedimiento administrativo porque quedó firme la Resolución de Capitanía número 012-2007-R de fecha treinta y uno de mayo de dos mil siete, debido a que la empresa accionante no interpuso recurso de apelación para impugnarla oportunamente- y no del veintitrés de diciembre de dos mil ocho, como pretende la empresa apelante. De ello resulta que, respecto a los demandados Empresa Pesquera Diamante Sociedad Anónima y Banco Internacional del Perú - INTERBANK, el plazo de dos años señalado por el inciso 4 del artículo 2001 del Código Civil, para el ejercicio de la acción de indemnización por responsabilidad contractual, venció el dieciséis de agosto de dos mil nueve, y para Rímac Internacional Compañía de Seguros y Reaseguros Sociedad Anónima el dieciséis de agosto de dos mil diez, estando a que en dicha época aún estaba vigente el plazo especial de tres años prescrito por el artículo 965 del Código de Comercio. Además, la Sala Superior considera que se computa el plazo desde ambas fechas hasta la de emplazamiento de los demandados con la demanda de autos, el día veintitrés de mayo de dos mil once, es obvio que transcurrió con exceso el plazo de prescripción en ambos casos; quedando por ver si las invitaciones que según la entidad demandante cursó a los demandados para conciliar, interrumpieron la prescripción. Sobre el particular cabe señalar que el artículo 1996 del Código Civil no contempla la invitación a conciliar como causal de interrupción; no obstante, cabe señalar el artículo 19 de la Ley de Conciliación -Ley número 26872- "Los plazos de prescripción establecidos en la normatividad vigente se suspenden a partir de la fecha de presentación de la solicitud de Conciliación Extrajudicial hasta la conclusión del proceso conciliatorio conforme al artículo 15", por lo tanto corresponderá examinar, en todo caso, si dicha figura se dio en el caso de autos. La primera invitación de fojas ciento cuarenta y uno fue cursada el nueve de enero de dos mil nueve; pero no surtió efecto alguno, pues fue hecha indebidamente a Pesquera Polar Sociedad Anónima, empresa que ya no existía al haber sido absorbida por Pesquera Diamante Sociedad Anónima. La segunda invitación de fojas ciento cuarenta y siete se cursó el catorce de diciembre de dos mil diez, esto es, cuando ya había operado la prescripción que -como ha quedado dicho- se produjo el dieciséis de agosto de dos mil nueve, para las dos demandadas Empresa Pesquera Diamante Sociedad Anónima y Banco Internacional del Perú - INTERBANK, y el dieciséis de agosto de dos mil diez para Rímac Internacional Compañía de Seguros y Reaseguros Sociedad Anónima.

Siendo esto así, la tercera invitación cursada el nueve de febrero de dos mil once tampoco suspendió la prescripción pues, igual que la anterior, se hizo con posterioridad al vencimiento del plazo de prescripción en ambos casos.

Quinto.- Conforme se ha anotado precedentemente, el recurso de casación ha sido declarado procedente por las causales de infracción normativa de derecho procesal e infracción normativa de derecho material, debiendo absolverse, en principio, la denuncia de carácter procesal, de modo que si se declara fundado el recurso por esta causal deberá verificarse el reenvío, careciendo de objeto, en tal supuesto, el pronunciamiento respecto a la causal sustantiva.-

Sexto.- En tal sentido, corresponde absolver la denuncia de vulneración del artículo 139 inciso 5 de la Constitución Política del Perú. Una motivación conlleva la justificación lógica, razonada y conforme a las normas constitucionales y legales señaladas, así como con arreglo a los hechos y petitorios formulados por las partes; por consiguiente, una motivación adecuada y suficiente comprende tanto la motivación de hecho o in facttum, en la que se establecen los hechos probados y no probados mediante la valoración conjunta y razonada de las pruebas incorporadas al proceso, sea a petición de parte como de oficio, subsumiéndolos en los supuestos fácticos de la norma, como la motivación de derecho o in jure, en la que selecciona la norma jurídica pertinente y se efectúa una adecuada interpretación de la misma. Por otro lado, dicha motivación debe ser ordenada, fluida y lógica; es decir, debe observar los principios de la lógica y evitar los errores in cogitando, esto es, la contradicción o falta de logicidad entre los considerandos de la resolución.-

Sétimo.- Del examen de los autos se aprecia que esta Sala Suprema estableció, en la resolución que obra en copia certificada a fojas novecientos noventa y cuatro, de fecha veintiuno de noviembre de dos mil catorce, que "al quedar firme la decisión de la autoridad marítima y agotada la vía administrativa, el propietario que se considere perjudicado tendría expedito su derecho de acción para interponer su demanda de indemnización por daños y perjuicios, desde la fecha de concluido el procedimiento administrativo".-

Octavo.- La Sala Superior al emitir nueva resolución, en cumplimiento del mandato contenido en la resolución emitida por esta Sala Suprema, referida en el considerando anterior, ha sostenido: "el procedimiento administrativo no concluyó con la Resolución Directoral número 1038-2008/DCH, del veintitrés de diciembre de dos mil ocho, sino con la Resolución de Capitanía número 012- 2007-R, de fecha treinta y uno de mayo de dos mil siete, que fue notificada a la demandante el treinta y uno de julio de dos mil siete. Siendo esto así, dicha parte debió interponer el correspondiente recurso de apelación el día quince de agosto de dos mil siete y no el veintidós de agosto del mismo año, como lo hizo motivando, precisamente, la declaración de su improcedencia por presentación extemporánea".-

Noveno.- La norma del artículo 186.2 de la Ley número 27444, Ley de Procedimiento Administrativo General, establece que "también pondrá fin al procedimiento (administrativo) la resolución que así lo declare por causas sobrevenidas que determinen la imposibilidad de continuarlo". En tal sentido, se aprecia que la Resolución Directoral número 1038-2008/DCH, de fecha veintitrés de diciembre de dos mil ocho, declara improcedente por extemporáneo el recurso de apelación interpuesto por la Empresa Pesquera Polar Sociedad Anónima contra la Resolución de Capitanía del Puerto de Ilo número 012-2007-R, de fecha treinta y uno de mayo de dos mil siete. Tal declaración de improcedencia, conlleva la imposibilidad de continuar el procedimiento administrativo iniciado en sede administrativa con ocasión del siniestro producido debido a la colisión de las embarcaciones pesqueras "Marisú" y "Gabriela V", el día veintidós de enero de dos mil siete; por consiguiente, de conformidad con la norma antes glosada, debe entenderse que la Resolución Directoral número 1038-2008/DCH puso fin al procedimiento administrativo, siendo ello de trascendental importancia, pues a partir de este momento debe iniciarse el cómputo del plazo prescriptorio, como se ha determinado en la referida Ejecutoria Suprema de fecha veintiuno de noviembre de dos mil catorce, obrante a fojas novecientos noventa y cuatro.-

Décimo.- Por lo tanto, no resulta razonable el juicio emitido por el Ad quem, en cuanto sostiene que dicho procedimiento administrativo con la Resolución de Capitanía del Puerto de Ilo número 01 2-2007-R, de fecha treinta y uno de mayo de dos mil siete, mas no con la Resolución Directoral número 1038-2008/DCH, significando ello la vulneración del Principio de Motivación de las Resoluciones Judiciales, contenido en el artículo 139 inciso 5 de la Constitución Política del Perú. Por consiguiente, la verificación de la causal procesal denunciada en el recurso sub examine acarrea la nulidad de la sentencia recurrida, motivo por el cual corresponde al Ad quem renovar el acto procesal viciado, es decir, emitir nueva sentencia, de conformidad con lo establecido por el artículo 396, inciso 1 del Código Procesal Civil. Cabe agregar que, atendiendo a lo referido en el considerando cuarto de la presente resolución, carece de objeto el pronunciamiento respecto de la denuncia de carácter material, así como de las demás denuncias de carácter procesal.- Por las razones anotadas y en aplicación del artículo 396 inciso 1 del Código Procesal Civil, declararon:

FUNDADO el recurso de casación interpuesto por la Empresa Pesquera Marisú Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada a fojas mil setenta y seis; por consiguiente, CASARON la resolución de vista de fojas mil cuarenta y cuatro, de fecha tres de noviembre de dos mil quince, emitida por la Primera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia de Lima; en consecuencia, NULA la misma; ORDENARON a la Sala Superior de su procedencia emita nueva sentencia, con arreglo a ley, y conforme a lo establecido en los considerandos precedentes; DISPUSIERON la publicación de la presente resolución en el Diario Oficial El Peruano, bajo responsabilidad; en los seguidos por la Empresa Pesquera Marisú Sociedad Comercial de Responsabilidad Limitada contra Rímac Internacional Compañía de Seguros y Reaseguros Sociedad Anónima y otros, sobre Indemnización; y los devolvieron.

Integra esta Sala el Señor Juez Supremo Calderón Puertas, por licencia del Señor Juez Supremo Mendoza Ramírez. Ponente Señor Miranda Molina, Juez

Supremo.- SS. CABELLO MATAMALA, MIRANDA MOLINA, CALDERÓN PUERTAS, YAYA ZUMAETA, DE LA BARRA BARRERA C-1569472-117.

Publicado 3 de octubre de 2017
Página 98884

Fuente: www.juriscivil.com Jurisprudencia Peruana especializada en materia civil y procesal civil.


Atentos saludos,

Carlos Peralta
Herrera DKP SRL Ajustadores y Peritos de Seguros
Teléfono: 464-1378 Fax: 452-3412 Email: [email protected]

PD. Favor recordar que mi dirección electrónica es [email protected] La dirección de envío de este mensaje es utilizada para evitar que mi dirección oficial sea detectada por robots pro spams. Si envias un mensaje a esta dirección su lectura inmediata no está garantizada.
Puede leer los boletines anteriores ingresando a aqui