Subir

Bomba Sucia y las Aseguradoras Marítimas

Herrera DKP Emisión: 13 de abril de 2004

Si es usted un importador o exportador y tiene una pérdida o daño que denunciar pulse aquí para que conozca los procedimientos básicos.
Herrera DKP Online es un correo electrónico no periódico que se emite con el afán de dar noticias y aportes al mercado peruano de seguros de Transportes y en Comercio Exterior. Visítennos en www.hdkp.pe o en Adicionales. El mensaje puede ser leído mejor si su programa de correos tiene activada la lectura en html.
Si considera que este mensaje puede ser de interés para un compañero suyo favor envíeme su email. Si usted no desea continuar recibiendo estos mensajes respóndame poniendo la palabra Remover en el rubro Asunto.


Las Aseguradoras Marítimas se Enfrentan al Peligro de la Bomba Sucia

Artículo de Jean-Marc Szmaragd, Departamento Técnico Marítimo y de Aviación de "Regards" marzo de 2004. Agradecemos a nuestro lector, Sr. Fernando Peñaloza, por habernos alcanzado este artículo.

Recurriendo a las lecciones aprendidas tras el 11 de septiembre de 2001, las aseguradoras han analizado una situación de catástrofe que incluye las posibles consecuencias de un ataque terrorista con bomba sucia en un puerto marítimo importante.

Una "bomba sucia" es un arma que usa explosivos tradicionales para esparcir material radioactivo, infeccioso o bacteriológico capaz de contaminar o impurificar un área muy extensa.

Debido a que el material radioactivo es muy usado para fines industriales y médicos en todo el mundo, en principio, el concepto de una bomba radioactiva es relativamente simple. Sin embargo, construirla sería más complejo. Esto se debe a que no sólo se requeriría de conocimiento especializado, sino también que se necesitaría un equipo específico de gran protección, de manera que el hecho que los terroristas podrían hacerse con materiales nucleares (vía pérdida, robo o contrabando) no necesariamente significa que en efecto podrían construir una bomba.

Por otro lado, para gente de intenciones perversas, conseguir y usar sustancias tóxicas o contaminantes, tales como virus o gases letales, sería mucho más fácil.

Los Tres Niveles de Efecto

El efecto primario (destrucción directa de la propiedad) depende de la cantidad y tipo de explosivo utilizado, y de su posición con respecto a su objetivo. El efecto secundario (contaminación de la propiedad) depende del contaminante contenido en la bomba, en la fuerza del explosivo y, nuevamente, de la ubicación de la bomba con respecto a su objetivo. El efecto terciario (pánico, terror) puede causar más daño que la misma bomba, y puede resultar en cierto desorden económico y político generalizado y durable con graves repercusiones en las industrias de bienes raíces y turismo.

Aunque las aseguradoras marítimas continúan, por lo general, asegurando pérdidas directas bajo las condiciones de las pólizas de guerra / SRCC[1] estándares, actualmente se dan cuenta de la magnitud de daños que podrían causar los efectos secundarios y terciarios. Una bomba sucia es más una arma perjudicial que una destructiva, pero su impacto podría ser devastador.

Por consiguiente, el valor cubierto por el seguro marítimo sujeto a posible contaminación en un momento determinado en un puerto europeo importante podría sobrepasar los 2.5 mil millones de euros (80% para mercadería en tránsito, 20% para naves). Esto representa aproximadamente el 20% de ingreso por prima anual del ramo mundialmente.

La magnitud de la posible pérdida económica es tal que las aseguradoras no pueden, con razón, ofrecer cobertura al menos que aumenten considerablemente sus tarifas y repartan la carga del riesgo entre todos los actores en todos los mercados.

Mayor cuidado por parte de las aseguradoras

Las aseguradoras marítimas en distintos países han seguido el ejemplo del mercado londinense ya sea ampliando el alcance de las cláusulas existentes (tales como la "Cláusula de Exclusión de Contaminación Radioactiva") o redactando cláusulas nuevas (tales como la "Cláusula de Exclusión de Armas Radioactivas, Químicas, Biológicas, Bioquímicas y Electrónicas"). La gran mayoría de las aseguradoras ha introducido cláusulas similares en sus contratos de seguros.

Independientemente del ramo marítimo, si un ataque con bomba sucia ocurriera en un puerto marítimo, habría una gran pérdida humana y considerables daños a la propiedad en tierra (construcciones portuarias, equipos de dársena y vehículos) así como pérdidas económicas directas e indirectas a causa de la paralización de las actividades económicas.

Los Estados Unidos, seguidos por varios países, han reforzado las reglas con respecto a la inspección de buques, contenedores y mercaderías en los puertos. La Organización Marítima Internacional (OMI) está considerando la modificación de convenciones actuales con vistas a reforzar la seguridad naviera, especialmente a través de una mejor identificación de los buques.

[1] Strikes, Riots and Civil Commotion – Huelgas, Disturbios y Conmoción Civil

Atentos saludos,

Carlos Peralta
Herrera DKP SRL Ajustadores y Peritos de Seguros
Teléfono: 464-1378 Fax: 452-3412 Email: [email protected]

PD. Favor recordar que mi dirección electrónica es [email protected] La dirección de envío de este mensaje es utilizada para evitar que mi dirección oficial sea detectada por robots pro spams. Si envias un mensaje a esta dirección su lectura inmediata no está garantizada.
Puede leer los boletines anteriores ingresando a aqui